dijous, 6 de setembre de 2007

L'equip està creixent

M'afegeixo novament, després de les vacances estivals i de la recuperació psicològica de veure la taula plena de papers, als amics Fèlix i Òscar a l'hora de mantenir viu aquesta finestra dedicada a l'esport i als mitjans de comunicació.
Voldria destacar un interessant -com sempre- article de Perarnau a l'Sport. Crec que Rijkaard deuria de llegir-lo:

"Oleguer ha sido el primero en emplear la frase esta temporada: "El equipo está creciendo", ha dicho, repitiendo las palabras que Rijkaard utilizó hasta el hartazgo en meses anteriores. Casi una muletilla: "El equipo está creciendo", soltaba el entrenador holandés cada vez que las cosas se torcían. Y se torcieron muy a menudo. Y la frase ha regresado.

El equipo está creciendo. No sabemos en qué dirección, pero está creciendo. Bien, pues ya me quedo tranquilo, pero por si acaso apuntaré algunos aspectos en los que Rijkaard podría trabajar para que semejante crecimiento no se detenga:

1.- La banda derecha: Sobre el papel, la suma de Zambrotta y Messi debería ser descomunal, pero en la realidad son agua y aceite. Cuando el italiano sube la banda, indefectiblemente el argentino huye hacia el embudo central. No recuerdo una sola combinación entre ambos. No sé si es un problema personal o técnico, pero alguno de los entrenadores debería dedicar al menos un minuto a contarles a ambos lo que significa combinar y jugar con el compañero.

2.- Los córners y faltas laterales: Chelsea, Madrid, Liverpool... equipos que convierten cada saque de esquina o falta lateral en medio gol. En el Barça apenas son una estadística de ocasiones malgastadas, salvo cuando los lanza el equipo rival. En ese caso, peligro seguro. ¿Podrían trabajar un poco esta faceta o debemos seguir igual que en los últimos cuatro años?

3.- La velocidad del juego: No digo velocidad de los jugadores, que eso ya llegará en el momento oportuno de la temporada, sino velocidad del juego. Pensar más rápido y darle rapidez al balón para impedir que el rival coloque sus murallas. ¿Cuánto hace que el Barça no contragolpea como aquella noche del 0-3 en el Bernabéu? Trabajar la velocidad del juego sería un buen taburete para crecer.

4.- La intensidad psicológica: En el concurso por ver qué equipo marea mejor la perdiz en el mundo, el Barça ya supera al Arsenal de Wenger. A cambio, es el equipo que peor "mata" los partidos. La intensidad psicológica con que afronta sus retos acostumbra a rozar el grado de congelación: cero grados, ni frío ni calor. ¿Cómo sería este Barça jugando con la intensidad del Sevilla?

5.- La presión de los delanteros: Atosigar a los defensas rivales o presionar colectivamente tras perder el balón fueron señas de identidad de este equipo. Por el camino de la indolencia se perdieron ambas virtudes, por lo que convendría también trabajar este aspecto.

Sin duda, hay otros varios aspectos que mejorar para que el Barça siga creciendo. Incluso es posible que Rijkaard esté al corriente de ellos. Por ejemplo, Ronaldinho. ¿De qué juega Ronaldinho? Buff. Dejémoslo para otro día."

Bernat

2 comentaris:

Anonymous Òscar ha dit...

Benvigut al dia a dia Bernat, Força Barça!!!

dijous, 6 de setembre de 2007 a les 14:18:00 CEST  
Anonymous Fèlix ha dit...

Bernat!
Benvingut!
Una abraçada.

dijous, 6 de setembre de 2007 a les 15:54:00 CEST  

Publica un comentari a l'entrada

Subscriure's a Comentaris del missatge [Atom]

<< Pàgina d'inici